[Dinópolis Teruel] Visita al parque temático sobre dinosaurios – 16/05/14

El pasado fin de semana nos dimos una vuelta por tierras mañas para visitar los principales parques de ocio de la región, y empezamos nuestra visita el viernes con Dinópolis, un complejo paleontológico que abrió sus puertas en el año 2001, y que por la moda de aquel entonces, se bautizó como parque temático de los Dinosaurios, pero es un complejo de difícil clasificación que aúna educación y ocio en un mismo recinto, también llamado “edutainment” (education + entertainment).

El objetivo de Dinópolis es enseñar al visitante, a través de las atracciones, espectáculos y museos, la evolución de los seres vivos en la tierra, desde la creación del planeta hasta la evolución de los homínidos que derivó en el hombre, nosotros.

Aunque en España no esté muy popularizado, Dinópolis se inscribe dentro de una tendencia europea de parques de ocio, iniciada a finales del siglo XX, la cual se basa en crear espacios tematizados que sirvan a la vez como un lugar de ocio y educativo, en el que mediante el uso de la tematización o reconstrucción se permita conocer y divulgar la historia pasada, animales extintos o nuevas tecnologías.

Este tipo de parques va un paso más allá de los actuales museos e intenta de forma recreativa, mediante atracciones y espectáculos, educar sobre el ámbito elegido a sus visitantes, convirtiéndose algunos de estos parques en grandes recintos de ocio y aprendizaje. Son la clara herencia de las Exposiciones Universales e Internacionales, pues al igual que éstas se estructuran alrededor de un concepto o tema concreto, si bien a diferencia de las mismas, son permanentes tanto en el espacio como en el tiempo.

Francia fue uno de los países pioneros en la construcción de este tipo de recintos de ocio, muchas veces alejados de las grandes compañías de parques temáticos y su filosofía de parque al estilo “americano” en el que la tematización es un simple decorado y no el medio usado para divulgar o enseñar sobre un ámbito cultural.

Hace más de 30 años nació en este país Le Puy de Fou, uno de los primeros parques en aplicar este concepto más cultural y menos enfocado al ocio y la evasión. Tras este ejemplo exitoso han surgido diferentes parques en Francia como Futuroscope, Vulcania, etc. y en España tenemos el ejemplo de Dinópolis.

El éxito de este tipo de parques ha hecho que muchos recintos museísticos estén empezando a adoptar la tematización y los recursos de los parques temáticos para representar y exponer sus colecciones en un ambiente que permita una mayor interacción por parte de los visitantes, creando así un efecto de inmersión.
Sigue leyendo

Anuncios